• logo
  • MéxicoMéxico
  • Productos
    • Buscar un producto
      • Producto

        Palabra Clave

    • Productos Destacados
        • BIMECTIN PLUS

          BIMECTIN® PLUS

        • SELENATE L.A.

          SELENATE L.A.

  • Novedades
  • Biblioteca
  • Instalaciones
  • Regiones
  • Contacto
Bimeda Mexico - Items filtered by date: agosto 2014

Osmonds Dry Cow, suspensión intramamaria a base de Sulfato de Neomicina, Hidroyoduro de Penetamato y Bencilpenicilina Procaína.

MVZ MC Carlos Santiago Valencia
Departamento Técnico
Bimeda de México
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

“El tratamiento con antibióticos al momento del secado es mucho más eficaz que el tratamiento durante la lactancia, e implica menos riesgos de de residuos en la leche”.

¿Cuál es la importancia del tratamiento al secado?

El tratamiento al secado es un componente fundamental en un programa de control efectivo de la mastitis en el ganado lechero; se considera que, al menos el 70% de las nuevas infecciones de mastitis se adquieren durante el periodo seco de la vaca y, generalmente, cuando inician la siguiente lactancia ya presentan un cuadro de mastitis sub-clínica e incluso clínica. El tratamiento con antibióticos al momento del secado es mucho más eficaz que el tratamiento durante la lactancia, e implica menos riesgos de residuos en la leche.

¿Qué es Osmonds Dry Cow?

Osmonds Dry Cow es una suspensión intramamaria a base de Sulfato de Neomicina, Hidroyoduro Penetamato y Bencilpenicilina Procaína en concentraciones altas para uso en el periodo seco de las vacas, proporcionando una amplia protección contra los microorganismos causantes de mastitis, protegiendo a la ubre durante toda esta etapa. Osmonds Dry Cow viene en una práctica jeringa de plástico unidosis que contiene una suave suspensión blanca para administración intramamaria en vacas al momento del secado.

¿Cómo actúan los componentes de Osmonds Dry Cow?

Los diversos componentes de Osmonds Dry Cow actúan de diferente forma y tiempos, garantizando la total protección de la ubre durante el periodo seco.

Sulfato de Neomicina:

  • Potente antibiótico del grupo de los aminoglucósidos.
  • Excelente acción contra bacterias Gram negativas.
  • Efectivo contra cepas de Staphylococcus lactamasa positivos.
  • La neomicina actúa inhibiendo la síntesis de proteínas en los ribosomas.
  • Proporciona 50 días de protección contra Escherichia coli.

Hidroyoduro de penetamato:

  • Tiene una excelente penetración en la glándula mamaria
  • Es un éster de la bencilpenicilina.
  • Se hidroliza a un pH de 7.3 con liberación de penicilina libre.
  • Al final, tiene el mecanismo de acción de la bencilpenicilina.
  • Se absorbe rápidamente en el parénquima glandular, por lo que tiene una acción inmediata.
  • Es efectivo contra cepas de Staphylococcus lactamasa negativos, Streptococcus agalactiae, S. dysgalactiae y S. uberis.

Benzilpenicilina procaína:

  • Es una sal orgánica de la benzilpenicilina escasamente soluble.
  • Formulado para una liberación fraccionada y retardada de la penicilina en el sitio de aplicación, lo cual le proporciona una actividad más prolongada de lo que se espera de una benzilpenicilina normal.
  • Actividad excelente y prolongada contra Streptococcus dysgalactiae, S. uberis, S. agalactiae y Arcanobacterium pyogene.

¿Qué beneficios obtengo si utilizo Osmonds Dry Cow?

Como principales beneficios que obtenemos con el uso de Osmonds Dry Cow podemos mencionar:

  • Su amplio espectro para eliminar infecciones existentes al momento del secado.
  • Evita la presentación de nuevas infecciones tanto al inicio como al final del periodo seco.
  • Un periodo de protección de por lo menos 50 días.
  • Actúa contra las principales bacterias causantes de la mastitis, incluyendo Staphylococcus spp., Streptococcus spp. y E. coli.
  • La Neomicina tiene una acción prolongada con una fuerte actividad para reducir el conteo de células somáticas.

La mastitis y el impacto económico en los establos lecheros

En términos generales cuando hablamos de mastitis nos referimos a la infección de la glándula mamaria. Se estima que el costo de la mastitis en las explotaciones lecheras es de alrededor de US$ 750/vaca/año, considerando la pérdida en la producción, costo de medicinas, periodo de tratamiento y el desecho prematuro de las vacas afectadas. Por otra parte, se calcula que entre el 70 y el 80 % de estas pérdidas son debidas a la mastitis subclínica, el cual no manifiesta sintomatología significativa.

La estimación de las pérdidas en la producción y el impacto económico en los sistemas de producción lecheros, es muy variada de acuerdo con los parámetros que se utilizan para hacer los cálculos. En muchos de los casos se toman en cuenta el conteo de células somáticas individuales (SCC) o en los tanques de leche (BTSCC) y las pérdidas de producción inherentes a ellos.

En estudios realizados comparando el conteo células somáticas altas en tanques (BTSCC) (más de 500,000), moderados (250,000 a 400,000) contra establos con bajo conteo de células somáticas (menor a 200,000 células somáticas/ml de leche), se ha determinado que un hato con un BTSCC moderado genera pérdidas de US$ 108 (5.2%) por vaca y los establos con altos BTSCC presentan pérdidas de US$ 295 (14.1%) por vaca comparado con los valores de producción de los establos con bajo BTSCC. Se considera que más del 90 % de las pérdidas asociadas con el BTSCC son debidos a la reducción de la producción de leche (National Mastitis Council, USDA).

Otro aspecto importante a considerar es el efecto de la mastitis clínica sobre el comportamiento reproductivo de las vacas lecheras. En estudios realizados en vacas que presentaron mastitis clínica antes de la monta natural y/o inseminación artificial (en la lactancia temprana), el intervalo parto-primer servicio (Días Abiertos) es de 106 días; por otro lado, si la vaca sufre de mastitis clínica y es inseminada y/o montada por el toro, el intervalo parto-primer servicio es de 144 días. El efecto de la presentación de la mastitis, luego de establecida la preñez no tiene efecto sobre la reproducción, siendo que el intervalo parto-primer servicio es de 85 días. La reducción del desempeño reproductivo puede estar asociada con una variación en los patrones hormonales, desarrollo folicular, desarrollo embrionario y/o ambiente uterino. En 1993, D. Moore y M. O´ Connor expusieron la hipótesis de que los patógenos Gram negativos de la mastitis estimulan la producción de Prostaglandina F2 alfa, la cual a su vez ocasiona la regresión lútea, potencialmente ocasionando pérdida de una gestación establecida.

Con los resultados de los trabajos anteriores nos encontramos entonces que la mastitis puede aumentar tanto el intervalo parto-primer servicio como disminuir la fertilidad, lo que nos aumenta los días abiertos y los servicios por concepción. Además de incrementar la incidencia de abortos tempranos.

Para reducir los riesgos de problemas reproductivos asociados a la mastitis, no existe otra opción más que prevenir la mastitis, utilizando estrategias de manejo (rutina de ordeño, tratamiento al secado (Osmonds Dry Cow), uso de selladores, etc.) y nutricionales (suplementando selenio, vitamina E, vitamina A/β-caroteno, etc.). Al ser la PGF2α el origen de muchos de los efectos negativos de la mastitis sobre la reproducción, se recomienda el uso de inhibidores de ésta como la meglumina de flunixin en las vacas con mastitis para disminuir al máximo sus efectos negativos. A este respecto, Giri et al. (1984) lograron prevenir la elevación de la PGF2a y el aborto en vacas infusionadas con endotoxina administrando dos dosis de meglumina de flunixin (1.1 mg/kg) con 12 horas de diferencia.

Literatura Recomendada

  1. Moore D.A. y O’Connor M.L. 1993. Mastitis Coliforme: sus posibles efectos en la reproducción del ganado lechero. Pags 162-166 en Memorias del Consejo Nacional de Mastitis, Kansas City, MO. Natl. Mastitis Council. Inc, Arlington, VA.
  2. Gill R, Howard W.H., Leslie K.E. and Lissemore K. 1990. Economics of Mastitis Control. J. Dairy Sci. 73:3340-3348.
  3. Giri S.N., Chen Z, Carrol E.J., Mueller R, schiedt M.J. and Panico L. 1984. Role of prostaglandins in pathogenesis of bovine mastitis induced by Escherichia coli endotoxin. Am. J. Vet Res. 45: 586
  4. Howard, W.H., Knight T.O. Shumway C.R., Blake R.W. and Tomaszewski M.A.. 1987. Information and Herd Health Management Practices in Texas Dairies. Southern Journal of Agricultural Economics, 19(2):1-10.
  5. Howard, W.H., Hill R., Leslie K.E. and Lissemore K.. 1991. Monitoring and Controlling Mastitis on Ontario Dairy Farms. Canadian Journal of Agricultural Economics 39(1991):299-318.
  6. Jones, G.M, Pearson R.E., Clasgaugh G.A., and Heald C.W. 1984. Relationships between Somatic Cell Counts and Milk Production. J. Dairy Sci. 67:1823-31.
  7. Kirk, J.H. and Bartlett P.C. 1988. Economic Impact of Mastitis in Michigan Holstein Dairy Herds Using Computerized Records System. Agri-Practice, (Jan/Feb):3.
  8. Natzke, R.P. 1981. Elements of Mastitis Control. J. Dairy Sci. 64:1431.
  9. Philpot, W.N. 1984. Mastitis Management. Babson Brothers Co., Oak Brook, IL
  10. Schrick F.N.M., Hockett M.E., Saxton A.M. Lewis M,H,, Dowlen H.H. and Oliver S.P. 2001. Influence of subclinical mastitis during early lactation on reproductive parameters. J. Dairy Sci. 84: 1407-1412.
Published in Novedades